Hemorragia subaracnoidea posterior a descompresión Lumbar mínimamente invasiva. Presentación de un caso y revisión de la literatura

  • Nicolas Coombes Axial Grupo Medico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Eduardo Galaretto Axial Grupo Medico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Norberto Fernandez Axial Grupo Medico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Juan Pablo Guyot Axial Grupo Medico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Cristian Fuster Axial Grupo Medico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Palabras clave: Hemorragia Subaracnoidea, Cirugía Mínimamente Invasiva Lumbar, Lesión Dural

Resumen

Introducción: Las lesiones durales son complicaciones frecuentes en la cirugía de columna. La fuga de liquidocefalorraquideo (LCR) puede originar hemorragia en todos los compartimientos del cerebro. La mayoría ocurre en venas ubicadas en región cerebelosa.
Material y método: Se presenta un caso de hemorragia subaracnoidea posterior a una descompresión lumbar mínimamente invasiva asociada a desgarro dural.
Resultados: Evoluciona en el postoperatorio con síntomas neurológicos de cefaleas y trastornos del sensorio por lo que se decide evaluarlo con estudios por imágenes vasculares cerebrales identificándose sangrado subaracnoideo.
Discusión: El sitio más frecuente de hemorragia intracraneal posterior a una cirugía de columna es el cerebelo. El mecanismo de acción de este tipo de sangrados es desconocido y controversial, hay algunos reportes que sugieren que se trataría de un sangrado venoso. El síntoma más característico de este síndrome es la cefalea. Aunque se desconoce la etiología exacta, se postula que la pérdida de volumen de LCR causa una caída en la presión intracraneal, lo que lleva a un agrandamiento de los senos venosos durales que predisponen al paciente a un hematoma subdural espontáneo
Conclusión: La fuga de LCR, las alteraciones asociadas al edema cerebral en la hipotensión cerebral podría ser llave del mecanismo que desencadena una hemorragia subaracnoidea.

Publicado
2020-09-10